Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 abril 2009

Tan intensamente…

Hoy es 10 de abril de 2009.

Ayer, Jueves Santo, nos fuimos al campo, a mi querida Calderona, como el año pasado, con los chiquillos… O sea, con Merche, Lucía, Gusu y Garci.

Fue un día…, especial. Muy especial. Y extraño. Muy extraño.

Estoy rara. Muy rara.

Hoy, hace un rato, estábamos Alva y yo en el sofá, con los niños. Acabábamos de ver el capítulo grabado del Doctor Mateo.

Cuando ha terminado… Alva se ha puesto a cantar, y Aldebarán, que estaba tumbado sobre él, se ha girado a mirarlo… Como diciendo…, ¿qué dices? ¿Qué quieres? ¿Pasa algo?

Lo ha mirado con tanto interés…

De repente…

Y sí, ha sido como una revelación, he pensado: ¡Dios! ¡Cómo lo quiere!

Y a renglón seguido: Aldebarán sólo mira así a Alva. Sólo lo quiere a él así, de esa forma.

Y he continuado deduciendo: Si Aldebarán no hubiese encontrado a Álvaro en su vida, quizá no hubiese llegado a querer a nadie o nada en este mundo de esta forma…

Pero sí. Lo encontramos. Y Aldebarán quiere a alguien en este mundo.

Entonces, se lo he dicho a Alva.

Han pasado tan solo unos minutos, pero no recuerdo exactamente cómo se lo he dicho…

Ha sido algo así como: Eres la única persona en el mundo por la que Aldebarán siente algo así. Te quiere.

Y de repente me he puesto a llorar…

¡Dios! El sentimiento ha sido tan intenso… Las lágrimas me caían a borbotones incontroladamente. Álvaro me ha tendido su mano, mientras se contagiaba de mi emoción y dejaba rodar también una lagrimilla…

¿Por qué lloras así?, me ha preguntado un poco asustado.

Y la verdad es que no sé por qué lloraba así. Yo he sido la primera sorprendida. Pero es que el sentimiento era tan fuerte que se me estaba escapando por toda la piel…

No lo sé… He contestado.

Estos días estoy…, muy extraña.

Pero ayer, y antes de ayer, estaba igual… Desde el miércoles, que yo recuerde.

Estoy un poco sobrepasada…

Todo me afecta un montón. Pero todo lo bueno, o será que estos días no me han pasado sino cosas buenas… Pero estoy con “todo” a flor de piel… Muy, muy intensa.

Si Carolina me decía que soy intensa, de normal, en mi vida diaria…, no sé qué diría de estos momentos “tan intensos” que estoy viviendo ahora…

Pero me alegro… Me alegro mucho. Además esto explica un poco lo de la otra noche, que tan contrariada me dejó… Si siento todo tanto…, de alguna forma explica lo de la otra noche…

Es muy extraño. Pelín sobrenatural… No, no es eso exactamente, pero es tan complicado, que no sé cómo explicarlo. No doy con las palabras precisas.

Ayer en el campo dije que estaba…, muy absurda, y a Lucía le hizo mucha gracia… No sé si llegaron a entenderme, pero era una forma de hacerles llegar cómo me sentía.

Fue fantástico. Viví como pocas veces, mi contacto con Garci… Recobrar esa forma de relacionarnos fue ayer, con el sol bañándonos tan acariciador, tan vivificante…, un verdadero orgasmo sensitivo.

¡Dios! Cómo lo gocé… Las imágenes de su piel, su calor y su sonrisa…, rodeados de tanto verde, tanto azul, tanta calidez en el ambiente…, no se me van a olvidar nunca.

Sentía su cariño, su emoción, su alegría, y sentía a la vez que era mutuo. Le doy las gracias a la vida porque nos haya devuelto a Garci y a mí la oportunidad de volver a querernos así.

A veces, me salía durante ratitos de mí misma, y podía observarlo con distancia…, como si fuera una escena en la que yo no participaba…, como si fuera una postal, o la escena de una película… Y alucinaba con mi vida…, con lo estaba sintiendo… Con lo afortunada que soy.

Sí. Algo me pasa… Si esto fuera una novela en lugar de mi vida de verdad, podría pensar que estoy adquiriendo un poder extrasensorial que de momento consiste en vivir todo muy intensamente, como si mis sentidos se hubieran desarrollado de repente, y pudiera sentirlo todo cien mil veces más intenso.

Pero yo no soy Bella, ni esto Forks, de modo que sólo puedo decir que… ¡estoy viva! Y me encanta.

 

Read Full Post »