Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 julio 2009

¿Santa??????

 

Barbra Streisand a sus 64 años me canta desde la tele (obviamente) en un concierto ante miles de personas, pero por alguna extraña razón, siento que canta sólo para mí…

En tanto, puedo respirar las notas agridulces de Poison. Bueno, Midnight Poison…, porque por algo del todo incomprensible para mí, han dejado de elaborar la crema de Poison “a secas”, la original, la primera, la genuina…

Álvaro se ha vuelto loco buscándola, (¡mi chico!) la crema perfumada de Poison, hasta que ha descubierto que está descatalogada… ¿? No puedo entenderlo… Misterios de la vida. No me detendré en el enfado que tengo, que lo tengo, porque no es momento…

Bueno…, la crema perfumada de Midnight Poison ha sido una buena opción… No es Poison… Pero huele bien. Tiene un matiz de misterio… Resulta provocativo, sugerente, sugestivo…, distinto pero a la vez recuerda a Poison… A mí me lo parece por lo menos…

Las personas que me conocen suelen comentar que huelo bien… Lo que desconocen quizá, es que yo me perfumo sobre todo para mí. ¡Es cierto! Yo me perfumo constantemente…

Cada vez que me ducho (evidentemente por lo menos una vez al día…; en verano, es obvio…, mucho más…). Cuando me siento al ordenador a escribir… Cuando me encuentro un poco desanimada. Cuando por algo me siento feliz o emocionada. Cuando me voy a dormir…; no, no uso Chanel n.º 5 (eso era patrimonio indiscutible de la bella Norma Jean), pero me perfumo siempre antes de deslizarme entre las sábanas… (Es una costumbre, casi un vicio…, primero: cepillo de dientes; luego “frus frus” de colonia…)

Un perfume o crema perfumada, incluso una colonia fresquita siempre es una buena opción… Alva lo sabe, me conoce bien. Por eso, hoy, bueno, ya ayer, 29 de julio, día de Santa Marta…, y Santa Beatriz…, me ha regalado la crema perfumada de Midnight Poison, y el triple DVD de los últimos conciertos de Barbra Streisand… Es listo mi chico… Te quiero!

Y aquí estoy…, gozando de mis regalos a las dos muy pasadas de la madrugada, con media luna observándome desde su hueco en el universo…

¡Dios, qué hipócrita soy! ¿Celebrar mi santo? ¿Santa Beatriz? Si no fuera porque es tan divertido…, apestaría.

A veces me pregunto si no llegará el día en que invertiré por fin el tiempo que hace falta para convertirme en apóstata. Cada día aborrezco más las religiones, todas en general y la que fui bautizada en particular.

Siento vergüenza de “mi religión”. No diré más.

 

Pero bueno…, por eso digo que soy una hipócrita…

Y es que…, además, ¿de verdad hubo alguna vez una “santa” llamada Beatriz?!!!!!

Apenas si puedo creerlo!!!! ¿Santa? ¡Lo último que quisiera ser es una santa! De verdad.

¡No señor! Yo lo que quiero es… ¡¡¡vivir!!!

VIVIR con mayúsculas… Una no puede ser una santa si quiere VIVIR… ¡Por Dios! (Jajaja…)

Pero es así… Aquí estoy, bueno…, mejor dicho, he estado, celebrando mi “santo” (aunque ahora sigo disfrutando de mis regalos), porque mola, porque es una excusa, porque lo importante es que la gente que te quiere se acuerde de ti, te diga dos palabras amables, te mande una felicitación desde la otra parte del mundo, te compre una fruslería, te haga un dibujo, te haga sentir… querida.

Y aquí estoy yo…, dejándome querer. ¡Y que le den a la hipocresía y todo lo que nos sobra! Lo que nos hace perder, olvidar o envejecer… ¡Atrévete a vivir! ¡Quién dijo miedo! Y al que lo dijo…, ¡que le cooooorten la cabeza! Jajaja!!!

Alva, Monsi, mi “milagrito” Armand y yo nos hemos ido a cenar, me han dado mis regalitos, y Armand nos ha enseñado una coreografía y nos ha hecho bailar en el aparcamiento ¡vacío! de El Osito… Menos al tío, que tiene demasiado sentido del ridículo como para eso… Jaja. Pero…, ¡ha sido genial!

Eso es vivir. VIVIR.

Luego el “milagrito” se nos ha dormido en el coche, de vuelta, aún no eran las once de la noche… Y Alva y yo hemos visto el primer concierto de Barbra juntos, mientras le daba un masaje en el pie (ayer se dio un golpe y se hizo daño…), pobre. Ya está un poco mejor…, dice que mis masajes lo curan todo. Jeje :)

Y al fin, cuando Alva ha caído rendido y se ha ido a hacer “nonetes”, me he quedado a solas… Bueno, eso no es del todo cierto. Sola no. Con “la Streisand” y todo lo que nos une. Lo que me despierta, lo que me contagia, lo que me provoca…

Me he quedado a solas con mis sueños, mis desvelos, mis quimeras, mis verdades a medias, mis mentiras enteras… Lo que siempre soñé, lo que aún sueño, e incluso lo que ya no me atrevo ni a soñar…, salvo cuando estoy muy despierta.

Bien. Pues otra “fiesta de mi onomástica” pasada… Y ya van 43.

Soy una abusona… Una “morruda” que diría Armand. Jajaja!!!! O sea, una tipa odiosamente afortunada… Y lo peor (quizá, lo mejor), es que lo sé…

Por eso no puedo dejar de decir…

Gracias. Gracias. GRACIAS.

E insistir…

Don’t stop me now!  :)

 

(Mmmmm….. Qué bien huele el Midnight Poison!)

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Will you be there…

He dejado pasar unos días…

 

Imagino que intentaba asumir…

 

El primer pronto fue entrar y escribir algo…, así, a bocajarro, lo primero que sentía…

 

Pero no pude… No me parecía bien. No me parecía suficiente. No me parecía digno.

 

Además, estos están siendo días duros a nivel personal también… Rafa sigue recuperándose poquito a poquito, pero está siendo psicológicamente agotador… (Amunt Rafa, confiamos en ti! Besitos Montse, mi chica…) (Y menos mal que existen Alva y Armand, los dos hombres maravillosos de mi vida… Ellos son mi ilusión, mi camino, mi alegría…)

 

De cualquier forma… Él ya no está.

 

E imagino que lo más costoso de llevar está siendo el caos de mi mente…

 

Yo no soy una fan al uso. Ni había ido a ninguno de sus conciertos porque no me gustan los espacios histéricos y masificados, ni soy de las que me tiro de los pelos, ni grito como si estuviera fuera de mí…

 

Llorar sí. Eso sí. Calladamente. En soledad o como mucho en “petite comite”, escuchando alguna de sus canciones, bailando con Javi, viendo alguna de sus actuaciones. Pero que yo llore no es novedad, en realidad no conmueve ya a nadie…

 

Pero me refería a que mi mente está soportando sensaciones extrañas y encontradas. La pena que desde que me enteré siento, no se corresponde con la desaparición de alguien a quien no conoces, a quien no has visto nunca en persona, que nunca te ha dado un abrazo…

 

Además, estoy viviéndolo bastante en soledad, todo lo que puedo… Porque lo siento como algo muy íntimo, muy mío. Es un dolor mío, sólo mío, que se me hace muy difícil explicar, compartir.

 

Aunque, cosas que tiene la vida, gracias a este triste acontecimiento he conocido a un chico maravilloso, que juega con las palabras de modo excepcional, y con el que he descubierto que tengo mucho en común. Fran ha sido todo un hallazgo y un apoyo. Es delicioso descubrir que existen personas así a tiro de tecla… Gracias por todo, Fran.

 

De cualquier forma nada va a cambiar la realidad. Él ya no está.

 

Produce una extraña sensación de soledad saber que él ya no está aquí, más cuando mi vida diaria no va a cambiar con su desaparición. No es lo mismo que cuando un ser querido se va, que eso sí altera tu día a día… Eso te da derecho a estar triste, muy triste…

 

Pero en este caso, mi vida no cambiará… Es sólo la desasosegante sensación de que él ya no está, no volverá a cantar, a componer, a dar ni un solo giro sobre las puntas de sus pies… Y no sé por qué, y eso le incomoda mucho a mi alma, eso me produce un vacío tan grande.

 

Gracias al cielo, yo podré seguir disfrutando de él de la misma forma en que hasta ahora lo hice… Tengo su música y su movimiento para recrearme en ellos cada vez que lo necesite… O sea, que de alguna forma eso responde la pregunta… Will you be there…

 

Tengo serias tentaciones de ponerme sentimentaloide y lacrimógena…, de dejarme llevar por esta “extraña y hasta absurda” sensación de tristeza… Pero no quiero hacerlo. No voy a hacerlo.

 

No me apetece además. No me apetece compartir todo este dolor. Es mío. Sólo mío.

 

Además… De cualquier forma…, él ya no está.

 

Un recuerdo emocionado, por cierto, a los bailarines que iban a acompañarlo en sus próximos conciertos… Imagino su tremenda decepción, su tristeza… Si cuando yo bailaba, hubiera tenido la ocasión de ir a bailar con él, y de repente esa oportunidad se hubiera diluido en la nada para siempre… Bueno…, sé que me hubiera costado mucho reponerme…

 

Yo, que sólo bailo ya con mi imaginación, noto como mis músculos y tendones andan tristes y decaídos estos días…, y puedo hacerme una idea de lo que hubiese hecho si esta desaparición me llega a pillar en activo… Lo sé. Hubiese bailado horas y horas seguidas…, días…, hasta la extenuación. Porque a través de esa sensación que le produce a un bailarín estar “a punto de tocar el cielo con la punta de los dedos” sé que me hallaba, incluso a través de la distancia y el tiempo, más cerca de su más pura esencia…

 

Gracias por todo lo que a través de todos estos, tantos años, tú me has hecho sentir…

 

Por siempre en mí…

  ♥ For Javi and Helen :)

 

Read Full Post »