Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2010

De momento…

Desaparecida “en”, y “fuera de”… combate, temporalmente.

Gracias.

Lo siento.

 

Anuncios

Read Full Post »

Una vez más…, gracias.

Hoy, ya 17 de septiembre de 2010, entro sólo para dar las gracias… No doy para más.

Gracias, Manuel.

Gracias, Garci.

Gracias, Montse.

Desde el dolor…, y la confusión en que me hallo, no puedo sino agradecer infinitamente a la vida, teneros ahí…, cerquita, muy cerquita.

 

A Montse, “mi paz y mi alegría”, porque una vez más ha venido a rescatarme de mí misma, y se me ha llevado con ella de servicio para sacarme de casa, airearme un poco y entretenerme un rato. Y no era fácil convencerme de ello.

A las dos y media de la madrugada hemos vuelto de perseguir a “los malos”… Y como siempre ha sido interesante, divertido y muy especial… Aunque contigo, mi chica, la verdad es que cualquier cosa que hagamos, por más sencilla que sea, se convierte en algo especial…

Y eso que no estaba yo para muchas fiestas. No soy la mejor compañía estos días…, pero no te ha importado… Tú, mi ángel de la guarda, has tirado de mí, y una vez más me has arrastrado contigo… No sabes cuánto te lo agradezco…

Tenías razón, preciosa…, a veces la música se escucha de otra forma desde otros sitios…, y duele menos… Tú siempre dándome desinteresadamente lo mejor de ti. Saberte cerca es un placer.

Gracias, Montse, por soportarme en mis malos momentos y compartir conmigo todos los buenos… Tú has logrado darle un nuevo sentido a la palabra amistad… Tenerte cerca hace más cómoda y feliz mi vida, hermana… Por eso debe ser que no logro concebirla sin ti…

Te quiero.

 

A Garci, “mi eterna voz al otro lado“, gracias por tu generosidad sin límites. Por tu intuición en cuanto a mis sentimientos. Por no pensártelo dos veces y acudir corriendo a mí lado, aún sin llamarte, cuando intuyes mi dolor…

Gracias por escuchar todas mis explicaciones y encajar con entereza todos y cada uno de mis desvaríos… Tu comprensión es bálsamo para mi dolor… Gracias por enjugar mi llanto…, llorar entre tus brazos fue menos doloroso que llorar a solas… Y gracias también por tus abrazos que por un momento me hicieron sentir menos perdida.

Eres la prueba viviente de que la raza humana vale la pena, Garci. Tu presencia cerca es garantía de amistad sin fisuras. 21 años de cariño y entrega incondicional mutua, avalan lo que digo.

La “Crocata” aún está preciosa…, ¿seguro que no sabías que es una de mis plantas favoritas? Y gracias por el enlace del mail al penúltimo de los Lieder de Strauss, ¡me encantó! Aunque escuché los otros y también me gustó mucho el Frühling. Tenías razón, Abbado, impresionante. ¡¡¡Gracias por la música que, tú bien lo sabes, es tan importante para mí!!!

Te quiero.

 

A Manuel, “mi carismático Ángel Caído”, gracias por tu paciencia… Gracias, sobre todo, por “escuchar” sin saber de qué te hablaba… Por intentar aliviar un dolor que desconoces…, cosa que no te impidió poner todo tu cariño y generosidad en el intento. Gracias por regalarme tus horas de sueño con la noble intención de aliviar mis desvelos… Lo aprecio en lo que vale. La entrega a ciegas es dos veces entrega.

Gracias por sacar energía de donde no la tenías para quedarte conmigo un rato, y dejar constancia así, con tu dádiva, de que la amistad puede llegar a ser tan importante como el más elevado de los sentimientos…

Gracias por las risas…, que fueron muchas y durante un rato le ganaron la batalla a las lágrimas… Gracias por los abrazos… Mmmm… ¿Quién dijo que la pantalla del ordenador es fría y carece de alma? Yo sentí tu cariño…, es más, por un momento me sentí arropada por tu manta cálida y mullida, y olvidé la tormenta que me envolvía. “Oxala” me creas… “Oxala”…

A lo que disfrutamos, sin duda alguna, se le llama sincronía… Después de todo, a ciegas y con las fuerzas casi extintas…, supimos “hallar el compás”. Y eso se logra sólo con los elegidos… Gracias también por eso.

Te quiero.

 

Decididamente, algo muy bueno debí hacer en una de mis vidas anteriores (en el caso, claro está, de que las tuviera…, porque en ésta desde luego no creo…) para ser tan afortunada y estar tan bien rodeada de gente especial y maravillosa. No sé qué he hecho para merecer tanto bueno, pero hoy no me importa no saberlo… No tengo fuerzas para pensar más… Sólo quería daros las gracias…

Con Euterpe siempre dando vueltas en mi cabeza…, Terpsícore no dejará de bailar para vosotros…, nunca.

 

Read Full Post »