Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘revisión cáncer’

de autor desconocido

de autor desconocido

.

.

.

.

.

…..

Ahora que escribo, son las doce y diez minutos del nuevo 6 de noviembre de 2013.

Antes de sentarme al ordenador salgo a la terraza y Orión me mira desafiante desde su oscuridad intangible… La noche está preciosa. Y yo me siento muy pequeña.

No sé… Quizá no sea desafiante. Quizá sólo me mira con una extraña mezcla de orgullo y compasión.

Sí. Definitivamente me siento muy pequeñita.

Hace meses que, a pesar de mi metro setenta y uno, no me siento más allá de la suela de mis zapatos…

………..

Totalmente desprovista de fe.

Así he consumido mis últimos tiempos.

No hablo de fe religiosa. Ojalá no fuera más que una crisis religiosa.

No, no. Para nada.

Me refiero a desprovista de fe en el ser humano.

En mí.

En mi propia vida.

En mi historia.

En algunas de las personas más importantes de mi historia.

………..

Sé que es absurdo redundar en lo obvio.

Es innecesario por tanto que hable de que llevo meses sin escribir.

Y que si no escribo, es porque no tengo nada bueno que contar. (Esto ya lo he explicado demasiadas veces.)

Y es inútil que enumere a cuántas personas -queridas personas- he dejado a un lado. Sé que parece que las he olvidado. Que han quedado a un lado del camino. Abandonadas. Pero nada más lejos de la realidad.

Juro que no he olvidado a nadie…

de "imagenesparaelpin.net"

de “imagenesparaelpin.net”

Te echo de menos Felipe. En serio. No sabes las ganas que tengo de saber de ti. De tu Montse. De tu día a día. De tu fértil voz.

Y a ti, Javier. Añoro leerte. Lo añoro cada vez que la luz de tu faro ilumina mis penumbras. (Y ya sabes lo puntuales y pertinaces que son los faros.) Añoro tus sabias y siempre reconfortantes palabras. Tus pequeñas realidades. Tus inconmensurables ficciones…

Te extraño Marco. Sé que no debe parecerlo… Pero te extraño. Te quiero demasiado como para no extrañarte cada día que no enciendo el ordenador y sé que estás ahí. A un sólo tiro de click.

Y a ti, Sonia. Me pregunto qué será de tus niños. De tus clases de inglés. De tu chico maravilloso y tus conciertos estruendosos. Echo de menos tus didácticos vídeos de heavy-querido.

Y a ti mi querida teacher Carmen, que vernos este verano una mañana -aunque tan agradable- no hace que no te piense ¡tantas veces! Siempre deseándote en silencio todo lo mejor.

Y a ti, apreciadísimo Rafa, que ni siquiera sé si has vuelto. Pero que tanto si lo has hecho como si no…, extraño en sobremanera el placer de entrar en “tu casa”, cada mañana antes de ponerme a escribir (cuando aún escribía), y disfrutar de tu sensibilidad, tu arte y tu magia.

Y a ti Javi. ¡Dios, tengo tan buenos recuerdos de la última vez que nos vimos a la orilla de la playa!!! Por cierto, que sepas que la bellísima orquídea que enviasteis desde Madrid -y que llegó mientras estaba en el quirófano-, no ha dejado de obsequiarnos hermosísimas flores. Y con cada una, os quiero más a los dos ;)

Y a ti Lucía, que no siempre escribes pero que -creo- siempre lees. Gracias. Gracias, preciosa. Leerte siempre es una alegría. Y un honor. Aunque abrazarnos este sábado será mucho mejor aún… ;)

Y a Yoli. La sonrisa más bonita que nunca he visto. Mi querida compi de quimio… Te echo tanto de menos, querida amiga… Ojalá sepa algo de ti MUY PRONTO… :)

Y a Goizalde y sus estupendísimas recetas, además de sus siempre amables y cariñosas palabras.

Y a Horten por sus visitas, sus palabras y sus buenas intenciones. Y a Iraulza por su prolífico blog lleno de estupendos relatos, y sus silenciosos “likes”. A los que ahora mismo no recuerdo. Y a los que no decís nada pero sé que estáis ahí en cada “entrada”, y para los que respetaré el anonimato sin nombraros…

A todos, mi cariño y miles de GRACIAS.

Y por último para dos mujeres especialmente especiales para mí.

Helen.

Mi pequeña Helen. Que aunque para mí siempre será “mi niña”, -una de “mis niñas” de cuando el mundo aún era nuevo y nuestra única voluntad era bailar hasta caer desfallecidas entre risas y flores- hoy en realidad es ya una mujer. Una Gran Mujer que cada día me sorprende más con su coraje, su fuerza, su verdad y su entereza. GRACIAS por estar siempre ahí. GRACIAS por quererme como soy. Por no dejar de demostrármelo (a veces también hace falta…) Por honrarme con tu amistad. Por contar conmigo. Por cada palabra. Incluso por cada silencio. Quererte es fácil. No recordarte con amor, -en cada nota, incluso en cada silencio de composición…-, imposible.

Y Mari Carmen.

Mi “Afortunada” Mari.

No me cansaré de decirlo: Una de las mejores personas que he conocido nunca, sino la mejor de todas, y que tengo la fortuna de contar entre mi familia. Cada día te admiro más. Y no te quiero más…, porque estoy segura de que no se puede querer más a alguien…, sin tirarle los tejos… ¡¡¡jajajaja!!! Y lo siento, querida mía, pero aún me gusta demasiado tu hermano… TE QUIERO. Gracias por estar. SIEMPRE. Por ser como eres. Por no dejar de ser NUNCA, como eres. Es un honor inmenso para mí saberte en mi vida. Y aquí, en mi blog. GRACIAS.

de "imagenes-amor.net"

de “imagenes-amor.net”

Bien.

Como siempre que vuelvo después de mucho tiempo sin estar, no puedo evitar estas palabras hacia las personas que soléis estar ahí, al otro lado, y que tan importantes sois para mí.

No tenía intención de que la entrada fuera así…, pero, ¡mira! Así ha salido. Y así la voy a dejar.

Como si fuera un GRAN ABRAZO para todos…

Ya es la una y once minutos… Llevo una horita escribiendo lo que hasta ahora he escrito… Y ahora voy con lo que en realidad yo tenía la intención de contar…

Mañana tenemos visita con el oncólogo.

No es una revisión rutinaria, que ésta fue el 12 de septiembre, cumpleaños de Alva también, por cierto -y ni eso esta vez consiguió que volviera por aquí-, y en la que en principio, todo salió bien…

No. Ésta no es una revisión rutinaria.

Como los dolores, intensos dolores, no cejaban -ni cejan-, mi queridísimo doctor Carañana, me tomó en serio (¡gracias al cielo por su excelsa profesionalidad!) y se puso manos a la obra… Averiguar de dónde y por qué.

Para lo cual, lo primero es descartar lo peor.

Lo peor.

Por eso me han hecho una serie de radiografías, ocho o nueve conté, del tirón… Uf.

Y un nuevo rastreo óseo.

Nadie lo nombró, pero todos sabemos dónde hace metástasis este cáncer.

“Para descartar”, dijo Carañana. Sólo eso. No dijo nada más.

Tan lindo.

Pero, bueno, ya se sabe, a buen entendedor…

Y mañana vamos a que nos den los resultados…

¿Acojonada?

No.

Lo siguiente.

Aunque estas semanas de espera he intentado controlar… Bueno, creo que no se nos ha dado mal del todo (siempre con el apoyo de Alva, claro…) A ratos. Lo normal, imagino.

sin referencia oficial

sin referencia oficial

Han sido duros meses estos últimos meses…

Es así. No quiero engañar a nadie.

A veces me levantaba como perdida. Ausente. Sin ganas de dar un paso, lavarme los dientes o usar un cepillo.

Deseando que el día se acabara, Y a la vez que la noche no llegara nunca…

Sigo sintiendo la ausencia. Aún no he aprendido que sea tan fácil dejar de querer…

No puedo, en demasiados momentos, evitar sentirme muy sola…

Pero, eeeeeeh!!!!!

También han pasado cosas maravillosas!!!!!

A ver.

– He dejado de fumar.

Si!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Llevo exactamente dos meses y 22 días.

¡Eh!!! Un diez para mí :)

No es para menos. Yo aún no me lo creo.

– Alva y yo nos hemos unido a un grupo de personas muy especiales, y nos han iniciado en Reiki. Fascinante… Estoy SUPERCONTENTA… Me está sentando de maravilla.

– Llevo casi tres semanas andando por las mañanas. Tempranito. Y hoy, bueno, ayer martes, he conseguido llegar…, ¡¡¡¡a la hora!!!! Por fin una hora seguida caminando!!! ¡Dios! Qué bien me siento…

Ya estoy en el camino… ;)  Nunca mejor dicho.

……

Ahora me siento especialmente bien…

Son muchas las cosas que no están a salvo. Ni en su sitio. Demasiadas las que no suenan bien. Las que duelen. Las que asustan. Las que me pierden. Las que, queriendo, no logran encontrarme porque parece que nada está donde debiera.

Tengo miedo.

Y dudas.

Y mucha pupa donde antes sólo hubo “Paz y Alegría”.

Pero…

Bueno. No he perdido las ganas de vivir.

Ni las intenciones. Las esperanzas. Los…

Bueeeeeeno, vaaaaaaale, bieeeeeeeen… A veces sí. A ratos.

Pero ya no. No ahora.

Hoy me siento mejor…

Ahora me siento mejor.

Ahora…, a las dos menos cuarto de la joven madrugada del miércoles 6 de noviembre… Me siento bien.

Aún tengo miedo. ¿Cómo no tenerlo? ¡Quiero vivir!!!

Pero…, como me decía Alva esta noche… Mientras hay vida hay esperanza, y hay que luchar…

de autor desconocido

de autor desconocido

Y ahí estamos. ¡¡¡Dando por saco!!! Ups! Jajaja… Lo siento, pero me gusta cómo suena.

Suena como una bofetada al cáncer. A la enfermedad. Al dolor. A lo que asusta.

Un “aquí estamos qué pasa” a las adversidades.

Un  “ah!, se siente…” en todos los morros al miedo.

Somos mortales, ¡claro! Pero aún estamos vivos!!!

Y…, ¡¡¡Dios!!! Son tantas las cosas maravillosas que detrás de los “quizases” y “talveces”  nos aguardan…

Hay tanta vida para respirar. Para tocar. Para abrazar. Para besar. Para… Sí, para sudar y retozar bajo sábanas de raso…, también.

Tengo tanta música aún por escuchar. Tantas comidas por probar. Tantas pelis por ver y tantos libros por leer. Tanto por escribir!!!

Y hay tanto, cada nuevo día, por ver… Cada nuevo amanecer. Cada flor nueva. Cada flor marchita. Cada nube. Cada estrella. Cada atardecer, y todas y cada una de las tormentas.

Me cosquillea la piel de tanto por vivir como siento que me queda… Y, ¡Dios! cómo me gustan esas cosquillas…

Tengo las manos rebosantes de caricias por dar aún. Y los labios repletos de sonrisas por dibujar. Y la voz llena de canciones que lanzar al cielo en voz en grito. Y en mis piernas tantos lugares fascinantes por recorrer. Y palabras en las puntas de mis dedos muertas de ganas por saltar al papel. Y calor en mi piel… Y mi pelo… ¡Dios! Mi pelo tiene tantas ganas de crecer!!!!

Jajajaja…

¡Te deseo Vida, amig@!

¡Montañas y montañas de Vida!

Os cuento.

Con Amor

Read Full Post »

 

de "fondobook.com"

de “fondobook.com”

 

 

 

 

Su risa es mi canción favorita.

Su voz, mi melodía predilecta.

Sus susurros, caramelos para mis oídos.

Y aun cuando calla…, su silencio es aquello que nunca quisiera dejar de escuchar.

Álvaro es la música de mi vida.

Y sé. He aprendido. Que sin música, quizá pudiera vivir… Es cierto. Pero sin ninguna duda, sería un verdadero asco.

Su amor a la Vida. A la naturaleza. A los animales. A las buenas personas. El respeto por sí mismo y por los demás. Su fe en el ser humano. Y su espiritualidad -como aquel que dice- casi recién adquirida, -a pesar de su brillante mente científica-… Son mi alimento. Mi motor. Mi paz.

Mi única religión.

La felicidad, en ocasiones, todavía me paraliza.

A veces me asusta. ¡Dios, que no se rompa la burbuja! ¡Que no despierte de este sueño! ¡Que no termine! ¡Que no termine!

¡Tan pava! Jajaja…

Y ayer, día 19 de junio de 2013, Alva, -Mi Música-, pasó con éxito su doceava revisión en oncología.

(Yuuuuuuuuujuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!! :)

Mi cáncer reciente no puede robarle ni un ápice de protagonismo al suyo.

Ningún sufrimiento debe ser en vano.

Necesito Mi Música para vivir, y ayer fue Fiesta Grande en mi mundo. Alva está bien. Hay poquitas cosas que me importen tanto como eso…

Y hoy. Hoy que he perdido ya tantas cosas…, personas que siempre creí que permanecerían a mi lado, y que traicionándolo TODO me han abandonado a mi suerte, Alva sigue siendo aquel que encarna -con creces- todo lo bueno en lo que siempre creí.

Cuando no me queda más remedio que aceptar que la amistad es en ocasiones una gran MENTIRA, y que no todo el mundo quiere desinteresadamente para siempre -o que los “para siempre” de los demás son más cortos que mi “para siempre”-, Alva aparece detrás de la nube de tormenta, sonríe con su calidez acostumbrada, y el sol vuelve a brillar rellenando los huecos que dejaron los silencios de otras voces.

Es así. Sin Alva, hoy, no creería en nada.

Y es que el cáncer -con todo- no ha sido mi mayor causa de sufrimiento en los últimos tiempos…

La vida, -que estoy harta de decirlo, perosevequepormásquelorepitanoterminodeasumirlo- es muy puta.

MUY puta.

Y ya ves tú… ¡¡¡Sigo haciendo amigos!!!

No te extrañe que me sorprenda. Tengo motivos suficientes para encerrarme en mi torre de cristal y no fiarme de nada ni nadie que no lleve barba y bigote, melenas pseudoheavys, sea físico, se llame Álvaro… Y tenga la sonrisa más bonita del mundo.

Pero, ¡¡¡lo hago!!!

Salgo, y me arriesgo una vez más!!!

Inasequible al desaliento…  -No debería usarla… Sé que es una frase hecha, y no me gusta tirar de ellas…, pero en este caso me encanta su fuerza y la cadencia de su melodía.-

Inasequible al desaliento -decía- sigo derrochando confianza, sinceridad y fe ciega…, que es aquello que me llevó a ser repudiada.

Qué lástima.

Yo que tanto creí en la amistad, tuve que esperar a sufrir un cáncer para comprobar que no estaban todos los que eran… Y lo que es -con mucho- peor, que no eran todos los que estaban…

referencia en la imagen

referencia en la imagen

Uys! Cómo duele. Todos los días. Mucho.

Mucho.

Mucho.

Una vez más, y aún así pocas…

Mucho.

Pero todo pasa.

De todo se aprende.

A aceptar.

A des-amar.

Y también a seguir apostando por las personas… ¡Que un par de manzanas “con gusanito” no convierten todo el monte en orégano…!!!!

Y lo único que HOY importa es que Alva sigue vivo, que la revisión (su querida ITV) salió bien, y que con su amor es capaz de mantener siquiera un ápice de mi confianza en el ser humano.

TODO eso le debo. Ahí es nada!

Y ahora que ya he festejado LO MÁS GRANDE…, ese veredicto de Vida sobre nuestras cabezas…, y que ha sido Alva una vez más, lo que me ha hecho volver hasta el blog, cuando estaba más que perdida… Pasaré a reproducir aquí una entrada que escribí hace un par de semanas, y que como todas las que he escrito desde ese ultimo 14 de febrero, acabó no viendo la luz. Pero que explica algunas cosas que necesito decir.

Aquí está:

 

 

Dicen que la ignorancia favorece la complacencia…

Que la verdad casi siempre acaba doliendo.

Y que saber más no te hará más feliz.

Creo que, por desgracia y de alguna forma…, es cierto.

Pero bueno, decir…, dicen tantas cosas.

Vuelvo por mis fueros, -los de mi atribulada conciencia-, y apenas sé cómo enfrentarme a mi propio silencio…

Ante todo y antes que nada, es de ley pedir encarecidas y sinceras disculpas a Sonia, María José y  Marta (Miniafortunada). A Javier…, dos veces.

A Afortunada Mari no le pido disculpas porque a ella sí le respondí.

También a aquellos amigos y amigas que os habéis puesto en contacto conmigo directamente a través del e-mail, preocupándoos por mí.

Y cómo no, a mis amigas -compañeras de la lejanísima EGB- que me leen, y que de forma pública o privada, tan bonitos y queridos comentarios me dejasteis en Facebook.

sin referencia fiable

sin referencia fiable

Perdón a tod@s.

Nunca pasé tanto tiempo sin responder a un comentario de una entrada en mi blog.

Para mí los comentarios son sagrados. El cincuenta por ciento de esta apuesta hecha a ciegas. Nunca pensé que las cosas se pusieran tan…, “complejas”, como para ni tan siquiera tener fuerzas, o ganas, o valor…, -llámalo como quieras-, de poder contestar a una persona que ha tenido la deferencia, la amabilidad y el cariño, de tomarse un tiempo y ponerme unas palabras.

Lo siento mucho. De verdad.

A quien me conozca un poco, me prevea, o cuanto al menos de alguna forma me intuya, no le resultará difícil llegar a la conclusión de que si tanto tiempo he permanecido callada, es porque nada bueno tenía que decir.

Ya escribí, el pasado 2012, demasiado sobre mi dolor, mis tristezas y mis miserias.

Yo creí, -equivocadamente- que este 2013 sería diferente. Por eso cuando me he encontrado con más de lo mismo -más dolor, más tristeza y más miserias- me he negado a seguir redundando en las malditas espinas del día a día.

Basta.

Ni una espina más.

Para nada. Ni un desconsuelo añadido. Cero congojas y ausencia total de angustias. Me niego a seguir siendo comadre de sinsabores y vocera de amarguras. Mis aflicciones son mías, y todos tenemos las nuestras. Tan lícitas. Tan chungas. Pero abundar en ellas no curó jamás a nadie. Más bien al contrario. Y yo no quiero seguir cantando desánimos ni recitando pesares.

Ése no es mi camino. Nunca lo ha sido. Y no puedo permitir que el dolor, también el del cáncer, cambie -tanto- eso.

De ahí, pues, mi silencio.

Sigue el dolor físico -por las pastillas que debo tomar durante cinco años- y sigue el agotamiento. Es así. No mola nada pero es así.

Me siento desvalida y frustrada. Es lo que hay.

Por eso no contaba nada. Por no tener que contar lo mismo.

Sé que pasará. Que mejoraré. Necesito más tiempo. Eso es todo.

Y no perder los ánimos. Ni las ganas.

A veces es hartamente difícil.

de es.123rf.com

de es.123rf.com

Pero… Parece que voy últimamente -la última semana- sintiéndome un poco mejor. Apenas un comino… Pero cualquier progreso es fiesta… (De hecho, bueno…, aquí estoy escribiendo de nuevo… :)   Pero me da tanto miedo, que hasta horror me da escribirlo… Schiiisssttttt…

Y no diré -sobre eso- ni una palabra más.

Pero no quiero engañarme ni engañarte… No ha sido el cáncer lo más duro con lo que he tenido que bregar este pasado 2012 de tan funestas predicciones.

Fue duro. Lo sabes. Lo expliqué largo y tendido. Por activa y por pasiva. Pero TODO lo que ocurría era a la vez sinónimo de VIDA. Y eso nunca puede ser malo. Doloroso, sí. Agotador, mucho. Y muy difícil. También. Pero TODO pasaba porque estaba VIVA, luchando por VIVIR… Eso al final, -y créeme, yo soy muy consciente de ello- son ESTUPENDAS noticias.

También di mil veces las gracias por ello. Y aún tantas…, me siguen pareciendo pocas.

Pero el curso de mi historia, el camino de mi semblanza, me tenía preparados un par de reveses más. Y con esos, sinceramente, no contaba.

 

Hasta aquí lo que escribí ese día.

Bueno, escribí más, es cierto. Pero no quiero ponerlo. Hoy no quiero ponerlo. Quizá escriba sobre ello otro día. Pero hoy no. No hace falta. Sólo quiero mirar hacia adelante. Estoy más que harta de volver la vista atrás…

Lo que pasa es que es difícil admitir que ya no te quiere quien tanto tú quieres…

Jajajajajajaja!!! (Es un poco risa de histérica, lo reconozco…) A nadie le resulta sencillo admitir que ya no lo quieren. Somos muy nuestros para esas cosas. Duele. Duele mucho. No es fácil. Lleva su tiempo. Su luto. Su período de duelo, su cosecha de quebrantos. Su propio ritmo. Triste ritmo.

El ritmo perfecto para lamerte a solas las heridas… ¡Que hasta llagas en carne viva tengo de tanto lamer…!

de autor desconocido

de autor desconocido

¡Basta!

Mira…, mírame cómo paso página…

Despacito.

Con el cielo por techo…

¿Ves? ¿A que lo hago bien? :)

Algo me salva… Siempre he creído en las personas.

He luchado, confiado y amado, como sólo sé hacerlo… Y estuvo bien.

Ahora sólo tengo que aceptar que todo pasa…, incluso las páginas que nunca quisieras dejar atrás… Pero ésas también forman parte del libro de tu vida… Y además, son imprescindibles para seguir escribiendo… Sobre ellas se perpetuarán otras historias que de nuevo festejen la alegría. Y con un poco de suerte además, quizá esas nuevas historias, esta vez sean verdad.

Pero bueno… Yo, además de celebrar la ITV de Mi Música :)  Mi amor, un año más lo has conseguido y estoy que reviento de felicidad por ello!!!!…, he venido a desearte sólo, A TI, como siempre, lo mejor…

Con mis mejores deseos…

De corazón :)

Y a repetir -por bellas y significativas- las palabras de Teresa de Jesús en boca de la genial Susana Pérez-Alonso…

“Nada te turbe,

nada te espante,

todo se pasa.”

 

Todo.

Y luego, además, siempre se puede aprender a volver a amar.

A confiar.

 

Así es la Vida.

Ya sabes. Muy puta.

 

 

Con Amor :)

de autor desconocido

de autor desconocido

Ah! Y con todo MI AMOR, mis mejores deseos a Solve…

Mi bella princesa lituana, otra vez…, LO VAS A CONSEGUIR!!!

Y yo, si tú quieres, a tu lado, queriéndote…

SIEMPRE :)

Read Full Post »